fbpx
reparar tus guarachos

No olvides reparar tus guarachos

Hoy te propongo algo: revisar y reparar tus guarachos. Ya sabes que este es un calzado muy exclusivo que gozamos y disfrutamos en las islas. Que nos sirve tanto para el verano como para el invierno, para el campo, la ciudad o la playa… Es por eso que es bueno en algún momento hacer un alto y echar un ojo al estado de tus guarachos.

Es frecuente que cuando llegan al taller, después de tanto uso, tengan el piso o los tacones gastados. Alguna hebilla descalabrada. En ocasiones, también, alguna tira de menos. Todas estas, son cosas que podemos reparar y darle una vida útil mucho mayor a tus guarachos.

La mayor parte de las veces, estas reparaciones no son muy complicadas ni costosas cuando las realizamos a tiempo.

Siempre, después de terminar una revisión y reparación, se procede a una limpieza general, terminando con una crema de ceras para proteger la piel y refrescar el color.

Como se puede ver, el resultado de revisar y reparar tus guarachos es más que aceptable. Este es otro de los casos en los que el test final será su uso. Él será la que diga hasta que punto merece la pena una reparación como esta.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: