fbpx

Pegar unas botas de montaña.

Llegó un cliente esta semana al taller, para pegar unas botas de montaña. Eran unas botas Bestard en muy buen estado, pero con una dolencia que suele ser muy habitual: Tenían el piso totalmente despegado.

No es la primera vez que llegan unas Bestard al taller. Son unas buenas botas que suelen durar muchos años, así que cualquier arreglo que haya que hacerle merecerá la pena.

 

El proceso.

El primer paso fué eliminar todos los restos de algún tipo de cola que le habían puesto con el fin de reparar la bota.

Una vez preparada la suela, comenzé a tratarla con Halogenante e Imprimación, para posteriormente tratar las superficies a unir, con el adhesivo correspondiente.

El resultado.

Como se puede ver, el resultado es más que aceptable. Es un resultado bastante robusto, no se ve ninguna zona en la que se intuya que se pueda despegar ni zonas donde se vea fragilidad. Una vez más, el test final será la montaña.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: