fbpx

Reparar unas botas de moto.

Reparar unas botas de moto.

Hoy volvemos a hablar del proceso de reparar unas de botas de moto. En esta ocasión hay que sustituir el piso y la puntera.

Las botas son unas Gaerne. Casi siempre, el gran desgaste de las botas se produce en la suela. En ocasiones, llegando incluso a quedarse lisas sin tacos. Aún estando todo el resto de la bota en perfecto estado. Eso las convierte en un producto peligrosoen la moto.  Aunque intentes apurar las últimas salidas ya no tienen tracción ni agarre, con el peligro que esto supone. Entonces, a la hora de plantear un resolado. Para hacerlo con este modelo de bota, se decidió usar un piso Mombello, de la marca Vibram como mejor opción.

Unas Gaerne.

Fundada en 1962 por Ernesto Gazzola, uno de los maestros del calzado deportivo y de quien se deriva el homónimo Gaerne. Gaerne sigue siendo un ejemplo de excelencia, «Made in Italy» y se exporta a todo el mundo. Habilidad y tradición de artesanos expertos, rigurosa selección de materiales, búsqueda inquebrantable de la calidad, innovación y diseño de soluciones nuevas y originales: esta es la filosofía de una marca que tiene, en su propia historia, la base de un impulso continuo y la innovación para el éxito internacional de sus productos y su estilo italiano.

La reparación.

 

Pues como comentaba, el piso de estas Gaerne, estaba bastante deteriorado.

Y la puntera estaba muy oxidada

Así que el primer paso para proceder a la reparación fue quitar tanto la puntera como el piso original. Posteriormente emparejé el piso de la bota. en el talón. Una vez preparada la suela y el piso que iba a colocar, comenzé a tratarlo con los métodos y productos necesarios, para posteriormente tratar las superficies a unir, con los adhesivos correspondientes.

Y este es el resultado.

 

Como se puede ver, el resultado es más que aceptable. Es un resultado robusto, no se ve ninguna zona en la que se intuya que se pueda despegar ni zonas donde se vea fragilidad

 

Y la puntera ha sido sustituida por una nueva.

En casos como este, el test final será la carretera. Ella será la que diga hasta que punto merece la pena aunque yo, por la experiencia con mis clientes, recomiendo el resolado con piso Vibram.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: