fbpx

Reparar unas botas FAL con un piso Vibram.

Reparar unas botas FAL.

Esta semana llegó otro trabajo relacionado con el trekking. Reparar unas botas FAL. Una bota con gran prestigio en el ámbito de la seguridad.

FAL.

FAL, es una empresa de referencia en la fabricación y comercialización de calzado profesional, tanto en el ámbito español como en el internacional. Con una capacidad de producción que alcanzó los 800.000 pares el pasado año.

La empresa nace en 1965, integrada en Calzados FAL, S.A., el fabricante de las conocidas botas CHIRUCA, y que hasta 1998 compaginaba la fabricación de botas para actividades al aire libre y de calzado profesional. A partir de este último año se disgrega la línea de Seguridad con la constitución de la nueva compañía FAL Calzados de Seguridad, S.A., que es fruto de la alta especialización alcanzada en este segmento del mercado. En conjunto, las dos firmas configuran un referente empresarial para el sector del calzado en la Rioja, que es la tercera comunidad autónoma española por su volumen de producción.

La política de Fal Seguridad se basa en ofrecer productos de calidad bajo el lema de una “seguridad garantizada” así como un afán de mejora en diseño y prestaciones de sus modelos, para ofrecer los últimos avances y tecnologías en calzado de uso profesional en todos los sectores, especialmente en aquellos que más riesgo presentan para el operario: emergencia, policía, bomberos, construcción, siderurgia, obras públicas, automoción, etc

 

La reparación.

Pues el caso es que el piso de estas FAL. Estaba bastante desgastado.

Después de un estudio pormenorizado y con las gomas disponibles, decidí colocarle un piso 1149, muy similar al Vibram Teton, que es el que más se ajustaba a las características de la bota.

Vibram TETON

Así que, el primer paso que tuve que realizar, fue retirar el piso antiguo en su totalidad.

Luego, de separar el piso, tocó emparejar la entresuela y rellenar los huecos con latex SBR de una densidad similar a la de la bota. Con este proceso, la intención es respetar al máximo la amortiguación.

Una vez preparada la bota y el nuevo piso, comenzé a tratarlos con el procedimiento habitual. Halogenante e Imprimación, para posteriormente tratar las superficies a unir, con el adhesivo correspondiente.

Reparar unas botas FAL

 

Como puedes ver, al recauchutar unas FAL, el resultado es más que aceptable. Es un resultado robusto, no se ve ninguna zona en la que se intuya que se pueda despegar ni zonas donde se vea fragilidad. En casos como este, el test final será la montaña. Ella será la que diga hasta que punto merece la pena aunque yo, por la experiencia con mis clientes, recomiendo el resolado Vibram Teton.

Etiquetas:
, , ,
Sin comentarios

Publicar un comentario

Acepto la Política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.