fbpx

Reparar unas botas Kathmandu con un piso Vibram.

Reparar unas botas Kathmandu de Bestard.

Hoy volvemos a hablar de trekking. En este caso para reparar unas botas Kathmandu  que tenían el piso y la entresuela bastante desgastados.

Las Bestard Kathmandu.

La Kathmandú, es una extraordinaria bota de trekking todo-terreno, hecha de piel Perwanger de una sola pieza sin costuras, reforzada con una bandoleta de goma. A pesar de su robustez, es una bota muy cómoda y eficaz, con una gran sensibilidad y libertad de movimientos, ideal para largas travesías por terrenos y situaciones meteorológicas variables y exigentes.

La reparación.

Como decía, el piso como la entresuela de estas Bestard, estaba bastante desgastado.

La puntera también estaba en muy mal estado.

Y a eso, había que sumarle el estado de la entresuela, la cual había desaparecido por algunas partes.

Después de estudiar el caso y aunque la Kathmandu trae como piso original el Vibram® Foura, nos decidimos a poner un piso Tsavo por ser el más compatible con el uso que se le quería dar a la bota.

Así que, el primer paso que tuve que realizar en el taller, fue retirar el pieso antiguo en su totalidad. Este, con las nuevas tecnologías que estoy utilizando salió sin problema y respetando totalmente la estructura de la entresuela.

Luego, de separar el piso, hubo que limpiar bastante la entresuela para prepararla, reparándola en su lado exterior como muestra la foto.

Reparar unas botas Kathmandu

 

Una vez preparada la entresuela y el nuevo piso, comenzé a tratarlos con el procedimiento habitual para estos casos.

Como puedes ver, el resultado es más que aceptable. Es un resultado robusto, no se ve ninguna zona en la que se intuya que se pueda despegar ni zonas donde se vea fragilidad. En casos como este, el test final será la montaña. Ella será la que diga hasta que punto merece la pena aunque yo, por la experiencia con mis clientes, para este tipo de calzado, recomiendo el resolado Vibram Tsavo.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: